Otro aniversario para Umbrales.

Han transcurrido tres años ya, desde que inicié mi trayectoria profesional a través de un proyecto dedicado a la Gestión Cultural, Umbrales.

Esta iniciativa surgió para dar respuesta a la constante necesidad de la difusión cultural en cualquiera de sus expresiones y representaciones, aunque enfocando la mirada hacia el dialogismo entre literatura y las artes audiovisuales.

Como gestora cultural independiente me interesa la Gestión y Evaluación de Acciones Artísticas Contemporáneas.

Mi carta/menú de servicios:

  • Soluciones enmarcadas en el Sector Creativo-Cultural.
  • Comunicación, Consultoría, Dinamización, Producción y Distribución de Acciones Culturales.
  • Áreas de especialización y consultoría:

–        Asesoramiento y apoyo a los sectores de la cultura en su contribución al crecimiento de la economía, con especial hincapié en la diversidad cultural.

–        Diseño e implementación de proyectos que integren artes escénicas, artes visuales, sector editorial y patrimonio.

–        Interés e investigación en la aplicación de las TIC en la cultura y la sociedad, herramientas y estrategias para el desarrollo local.

–        Diseño y montaje de exposiciones permanentes y temporales.

Si queréis saber un poquito más sobre mí:

https://es.linkedin.com/in/oliviaalipalacios

https://about.me/umbrales

Mi Branding social ha ido ampliándose a lo largo de los días, semanas y meses hasta alcanzar una media de un centenar de creaciones publicadas para la visualización de Umbrales en las principales RRSS: Facebook, Twitter e Instagram.

Aquí os muestro una recopilación en miniatura:

 

 

 

Con motivo de esta celebración, ya sólo me queda dar mil gracias por el apoyo a todos los amigos y seguidores; sin vuestro interés por la cultura este proyecto, los recién llegados y los venideros, no serían posibles…

Edited by Olivia Palacios.

Anuncios

Verano cultural.

Durante el verano me tomaré vacaciones blogueras.

Imagen:

Imagen: “Holidays” by Olivia Palacios.

En septiembre continuaré añadiendo entradas, para ir dando cada día más vida a esta aventura profesional que llamé hace ya algún tiempo, Umbrales by Olivia Palacios y su concepto de blog, “Conversaciones paulatinas” enfocado a  la difusión cultural.

Buen verano cultural. Good cultural summer. Bon estiu cultural.

Edited by Olivia Palacios.

Sin pérdida de vigencia. Homenaje a Félix Grande.

Cartel. Homenaje a literario a Félix Grande. Ateneo de Granada.

Cartel. Homenaje a literario a Félix Grande. Ateneo de Granada.

En la calurosa tarde de ayer asistí entusiasmada al homenaje que rindió el Ateneo de Granada a Félix Grande. Un pequeño espacio en la Biblioteca de Andalucía, fue el elegido para recordalo entre lecturas; sus poemas escogidos tomaron la voz de  los poetas invitados al evento.

Entre todos los poetas, la presencia de Rafael Guillén (reciente Premio Federico García Lorca, 2015) tuvo una doble función, su renuncia explícitamente humilde a ser homenajeado y su homenaje a un amigo, al que conoció personalmente, transcurridos muchos años de relaciones epistolares vinculadas a colaboraciones en publicaciones periódicas.

He aquí su lectura homenaje:

Homenaje a Félix Grande. Rafael Guillén recita al Poeta. Video by Olivia Palacios. from Olivia Palacios on Vimeo.

Rafael Guillén, el pasado jueves declaró ante los medios que “la poesía está en la vida y se puede expresar a través de la pintura, por medio de la fotografía, la música o por los versos (…) pero la poesía no son los versos”.

La poesía, dijo Félix Grande, es otra cosa: “Es un estado de gracia, no un género literario. Necesita una disposición especial, una mezcla de inocencia y coraje”.

Y es por estas premisas, que la vigencia de la poética de Félix Grande sigue con nosotros, su poesía está muy viva.

Hoy podemos escuchar su voz y sus versos:

Video: Fundación Juan March. “Poética”, incluido en La noria– 1974.

Nos habla el poeta al inicio de su lectura: (…) “Me hubiera gustado que después de tanto tiempo (el poema) hubiera perdido su vigencia, por lo menos para mi, pero parece que la historia se obstina en que poemas como estos continúen teniendo actualidad”.

Crónica en imágenes:

Ángeles Mora lee a Félix Grande.

Ángeles Mora lee a Félix Grande. Imagen by Olivia Palacios.

Mónica Doña lee a Félix Grande. Imagen by Olivia Palacios.

Mónica Doña lee a Félix Grande. Imagen by Olivia Palacios.

José Carlos Rosales lee a Felix Grande. Imagen by Olivia Palacios.

José Carlos Rosales lee a Felix Grande. Imagen by Olivia Palacios.

Antonio Fernández Montoya lee a Félix Grande. Imagen by Olivia Palacios.

Antonio Fernández Montoya lee a Félix Grande. Imagen by Olivia Palacios.

Mi enhorabuena a todos. Mi recuerdo hoy, a Félix Grande.

Mi respeto hacia la vida, la poesía y los poetas.

Edited by Olivia Palacios.

El objeto libro. Encuentro y relación sin obligación.

El próximo jueves celebraremos un nuevo día del Libro.


La motivación de mi entrada está dirigida hacia él como protagonista de su propio futuro incierto. Por ello, me gustaría plantear una incógnita: ¿Qué entendemos por ese conjunto de hojas de papel impreso, unidas por un lado, al que llamamos libro?


Borges (1952) en su “Nota sobre (hacia) Bernard Shaw”, nos habla sobre lo qué es un libro:

“Un libro es más que una estructura verbal, o que una serie de estructuras verbales; es el diálogo que entabla con su lector y la entonación que impone a su voz y las cambiantes y durables imágenes que dejan en su memoria. Ese diálogo es infinito (…)”.

El libro ha sido reconocido desde la antigüedad como un objeto cultural, como ese instrumento fundamental en la educación y la cultura. A partir de la revolución que significó la imprenta y las nuevas condiciones sociales y económicas, fueron alentando el crecimiento del negocio del libro, presente en ferias comerciales fechadas hacia finales del siglo XV en Europa.

Son los inicios de su consideración como producto industrial, que empieza a movilizar una cadena con  numerosos eslabones: autores, diseñadores, formadores de páginas, trabajadores gráficos, editores de textos, correctores, empresarios editoriales, agentes literarios, distribuidores, libreros, bibliotecarios, y cómo no, el destinatario final: el lector.

Imagen: Jane & Louis Wilson. Oddmentes Room l, 2008.

Imagen: Jane & Louis Wilson. Oddmentes Room l, 2008.

Llegados a este punto vuelven las preguntas incómodas: ¿Dónde están los lectores? ¿Son muchos? ¿Son suficientes?


Cada vez se venden más libros de muy pocos títulos, es el fenómeno denominado como “star system”: un conjunto más o menos numeroso de autores, conocidos por el gran público, con presencia programada en los medios de comunicación, que garantiza una venta rápida de sus títulos en la sección de novedades. Poquísimos libros “afortunados”, obtienen el favor de la mayoría del público (fenómeno editorial), que se acerca a las ferias nacionales y que gozan de la  promoción de ciertas librerías. Lo que ocurre a continuación es que estas librerías se van convirtiendo en meros grandes almacenes de novedades de cuatro o cinco sellos editoriales y, cuales ofertas en un supermercado, su exhibición dura unos pocos meses y después caen en el olvido.

Por otro lado se encuentran los lectores habituales, aquéllos que  se acercan a las editoriales pequeñas, más exigentes y de otro tipo de calidad, y que continuamente buscan nuevos canales de distribución, en aras de una cierta visibilidad.


En esta cadena apuntada, con sus desconciertos ocasionales, sus aciertos y sus fisuras entre su polo más comercial y el más exigente, han de confluir ambos en la prevalencia de su original carácter abierto, fomentando el lugar que ocupa el objeto libro en la memoria y en la imaginación de los lectores. La continua revolución cultural nos obliga a tener presentes tres culturas escritas: la escritura a mano, la publicación impresa y el mundo digital (del que hablaré en otra entrada al blog).


Y finalmente, qué decir acerca de la cuestión recurrente de estos días, que aparece ya desde su enunciado, casi sin respuesta, ¿se hace todo lo que se puede para promocionar la lectura, ya no, los libros? Yo tampoco la tengo, pero si he de deciros que prevalece en mi una inquietud personal y profesional, la de crear una conciencia lectora para hacer del libro, de ese objeto, una plataforma de diálogo, encuentro y relación sin obligación.


Edited by Olivia Palacios.