Alegoría de Primavera. Poesía visual.

No conocemos  el contorno del sentir,/ sólo lo que lo forma desde fuera.

Rainer Maria Rilke, Elegías de Duino (1922).

(Fragmento de la cuarta elegía).

Fácil de comprender. El jardín conocido,/balanceándose consuavidad: entonces vino primero el bailarín.

Rainer Maria Rilke, Elegías de Duino. Edición y Traducción de Jenaro Talens. Ed. Hiperión, Madrid, 1999. (Fragmento de la cuarta elegía).